lunes, 29 de marzo de 2010

Tecnología de la Liberación




"La gente cuando escucha hablar de nuestra población, se asusta porque cree que todos somos ladrones y traficantes", dice la operadora del telecentro y ella tiene razón.

"Busque usted mi población en Google y va a ver que solo hablan de drogas" dice el otro operador y tampoco falta a la verdad.

Con la elegancia de la times new roman o con el foco luminoso que abre camino a la cámara en la oscura noche de la redada, los medios levantan "la verdad", la que alimentan con la desesperanza aprendida del habitante que se traga la bronca, la misma que trago su padre y su abuelo cuando llegaron a vivir a las caballerizas que dieron origen a la población, después que las lluvias despiadadas del año 50 ablandó el corazón a las autoridades de turno y se los llevaron desde las orillas del río a la guarida de los caballos para ayudarlos a caminar hacia una vida "más digna".

Los medios hablan de ellos, la opinión pública levanta sus juicios, la utoridad decide su destino y ellos se vuelven espectadores de su presente, de su destino.

¿Cuanto está dispuesto el Estado a entregar herramientas a los que no tienen voz?¿En que medida el Estado considera que esto es una tarea pendiente?

Hace unos años, el párroco, Gerard Ouisse, un cura obrero belga que trabaja en la población La Legua (una de las poblaciones más antiguas de Santiago originada de una toma), envió una carta a Chilevisión (canal de televisión chileno) , en relación a un reportaje emitido por este canal sobre la población, con el cual solo lograban estigmatizar aun más a sus habitantes, como si ser uno de su vecinos equivaliera a ser drogacicto, delicuente, asesino.

Un gran grupo de personas, políticos, académicos, ONG, curas, pobladores, entre otros, manifestamos públicamente nuestro apoyo a Gerardo, pues su carta era a su vez la carta de cientos de "Leguas", era una carta que golpeaba como una piedra ese cristal que parece tan transparente e inocuo con el cual los medios nos muestran aquellos que llaman "la verdad".

Es interesante debatir respecto a quienes escriben la verdad y también respecto a quien tiene, además, el poder para posicionarla como la "verdad única", a partir de la cual se registran los eventos con los que las personas configuramos el imaginario que vincula en nuestra mente, conceptos e imágenes cuando una palabra es escuchada o leída.

Cuando usted escucha la palabra "poblador de la Legua", necesariamente imagina algo, ve una imagen, es capaz de señalar características, es capaz incluso de decidir si es o no bueno contratarlo en la oficina, sin siquiera haberlo escuchado o conocido y esto es en gran medida por el efecto y la influencia de los medios ejercen en nuestra capacidad de "elaborar la visión del mundo" a través de la información que recibimos.

El monopolio de los medios en las manos de los que tienen el poder permite solo visibilizar lo que esa lupa quiera ver, solo lo que esa lupa quiere y le conviene mostrar.Las imágenes que nos muestran, son las que alguien decidió que eran las que debían ser mostradas. Sabe usted a caso que en La Legua hay talleres de tejedoras mapuches? Sabe que hay un grupo musical llamado Legua York? Sabe que el sitio web de La Legua ganó el premio al mejor sitio web comunitario hace unos años? Conoce acaso usted a Anita Gossens? Sabe usted que para navidad se hace una misa a la que van grandes empresarios? Creálo, todo esto existe, aunque no se lo muestren.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son capaces de revertir estas asimetrías, permiten darle voz al silencioso, permite construir nuevas redes que visibilicen y aglomeren las voces de quienes no han sido llamados a ser la "voz oficial", pero que necesariamente debe existir en un país democrático y que ve en la participación ciudadana activa, la esperanza de fortalecer el alicaído tejido social de nuestro país, donde se ha vuelto frágil la capacidad de organizarse, de confiar en el vecino y que ha olvidado el algoritmo básico que señala que la unión de varios, claramente es más potente que pretender encontrar solución en la soledad de la casa encerrado viendo la teleserie de las ocho.

Como dice Paulo Freire "cuando la persona se sumerge en sí misma, perdiendo toda esperanza, sus ganas de luchar se ven mermadas o desaparecen", de este modo, las TIC por si solas no son liberadoras, pues solo lo son en la medida que las personas son capaces de combatir el “cansancio existencial”, que es la pérdida de toda esperanza.

El sueño y la utopía son indispensables para descubrir y transmitir las posibilidades para la esperanza, la expectativa de cambio, dado que sin ella no se lucha para cambiar las cosas.

Yo creo que las tecnologías son herramientas para la liberación de quienes son oprimidos y avasallados por la verdad oficial que otros le imponen, siendo a la vez un medio necesario para lo que Boaventura de Sousa Santos señala como "justicia cognitiva" que no es otra cosa que entender que la razón está distribuida en todos por igual, por lo tanto todos tenemos el derecho para manifestarla, divulgarla y darla a conocer.

Quien crea entonces que esto es solo un problema de acceso a las TIC, está equivocado, el foco principal es el uso con sentido de éstas herramientas, es por tanto un nuevo desafío para el Gobierno de Piñera.

Ya qprendimos en el Gobierno de Lagos, que solo contar con la Campaña Nacional de Alfabetización y alegrarnos de como la cifra de "manejadores de software" se incrementaba no fue suficiente.

Tal vez es importante hacer confluir líneas de trabajo entendiendo por ejemplo , que en un país que envejece es importante la formación permanente de la ciudadanía, también conocida como Long Life Learning, siendo por tanto esencial abordar este tema, con el apoyo de las TIC con inteligencia, con dedicación y con audacia.

Yo estoy segura de que esfuerzos en esa línea no serán en vano para un gobierno que esté dispuesto a apostar seriamente por activar la participación ciudadana en este siglo, en la Sociedad del Conocimiento.

13 comentarios:

Claudio Vásquez dijo...

Creo que las TIC's son una gran herramienta y en este caso, permite darle una voz a mucha gente que aún no la tiene. De esta manera se pueden expresar sobre temas como el que se menciona en la entrada (estigmatización de los reidentes de La Legua).

Los consumidores de información, tiene la obligación de ampliar su horizonte e informarse con más de una fuente, para así no solamente "comprar" la versión que sale en los grandes medios.

Danit Egas dijo...

Erika:
Muchas veces vemos como la misma sociedad nos mira de una manera crítica, por el hecho de vivir en un lugar de periferia, no tener altos recursos, entre otros. Sin embargo, no se dan cuenta (y tal como tu dices) que dentro de ese "submundos" aparecen personas con capacidades que sorprenden a toda la ciudadanía.
Creo que gracias a los TICs se da la oportunidad a todas esas personas que quieren demostrar, que no por el hecho de vivir en una población conocida como "peligrosa", pueden ser alguien, sin que sean marginados y segmentados.
Concuerdo ampliamente contigo Erika. Creo que toda la sociedad chilena, estigmatiza a ellos mismo, según su lugar de residencia o su nivel socioeconomico o educacional.
Sin duda que hay que darle más espacio a estos medios comunitarios y dejarlos ser, lo que siempre han querido.

Ignacia Pinto dijo...

Encuentro interesante y muy importante de destacar que las TICs no son por si mismas las que ayudaran a quienes no las poseen constantemente, sino que el uso que se les dan. S nos pinemos en el caso de un joven a quien se le da este espacio de absorcion de información, quien tiene el motor de dar a conocer lo que ocurre dentro de la población, logrará poco a poco que los estigmas que se tienen sobre la población que sea. De esta manera se genera debate y una "oposición" a medios tardicionales. Por eso es importante que se empodere a estas iniciativas (de entregar herramientas a los que no las puede tener) para que podamos ver la realidad, conocer desde adentro lo que ocurre, historias anónimas de pobladores emprendedores, y no sólo un reportaje o historias que llamen la atención.

Nando dijo...

Erika, leí tu entrada y leí la carta del párroco Gerardo Ouisse. Sinceramente, apoyo tanto tus demandas, como las de él. Soy estudiante de Periodismo y como tal creo que existe una gran responsabilidad de los medios de comunicación tradicionales en los estigmas sociales que existen hoy en día.

Sin embargo, creo hablar por muchos al comentarte que nosotros, las nuevas generaciones, estamos cada vez más conscientes de que existen muchas posibilidades hoy, gracias a las TIC's, de dar a conocer todas las dimensiones de la realidad. Porque, tal como tú dices, en la Legua no solo hay delincuencia y droga, sino lindas y buena iniciativas, capaces de desmitificar lo que la opinión pública piensa actualmente.

Un saludo afectuoso.
Fernando Pérez G.

Mi Blog

Jordan Jopia dijo...

Creo que cada día las TIC se están tornando bastante importantes para los medios ciudadanos principalmente. Es en ella donde se plasman los temas que por lo general los emdios tradicionales no abarcan. No obstante, creo que debemos ser justos en el sentido de que, a paso muy muy lento, algunos medios están dando cabida a estas temáticas. Se me vienen a la cabeza programas como "La Liga" de Megavisión, "En Primera Persona" de Canal 13, "Esto no tiene nombre" de TVN donde poco a poco los temas ciudadanos se han ido tomando la pantalla.

Creo que la crítica que se le hizo en su momento al programa "En la mira" de Chilevisión, tuvo una buena acogida por parte de los medios de comunicación. Si bien no podemos desconocer que parte de la población La Legua está abocada a la delincuencia y narcotráfico, hoy en más común ver en los medios otros temas de estas poblaciones como los logros deportivos, los talleres que allí se realizan y la otra cara de La Legua.

Así y todo, falta mucho por hacer. Los medios de comunicación ciudadanos y los ciudadanos en sí deben estar pendientes de las noticias que les entregan los medios tradicionales y fiscalizar constantemente la información recibida. La carta del cura tuvo su influencia y la población debe seguir en ese proceso de fiscalización.

Cyntia dijo...

Claramente estoy muy de acuerdo con lo escrito en su post. Sin embargo, creo que también es tarea de cada uno, como ciudadano y utlizador activo de las Tecnologìas de la Información y Comunicaciòn en utilizarlas de manera correcta y eficiente. Creo que en la actualidad, el problema de conexión dejó de ser una excusa, ya que existen diversas formas y lugares en donde conectarse (colegios, casas de amigos, familiares, cibers café, etc). El problema es qué estamos viendo, por qué y si realmente le estamos dando un uso positivo a estas herramientas.
Más allá de dar las facilidades a que las personas tengan acceso, yà sea una misión del gobierno o de otros, creo que la labor principal es educar en que las TICs, son una forma de expresión y libertad y no un medio masivo màs, que nos obliga y reprime de cierta forma a homogenizarnos como sociedad.

Rodrigo Mujica dijo...

Los estigmas siempre van a existir, lamentablemente, los medios no se pueden hacer cargo de la totalidad de las reacciones de la gente por sus reportajes. Mientras sea una realidad, siempre va a tener consecuencias, en mayor o menos grado, y es clara la intención de CHV en búsqueda del ráting y el morbo, pero, mientras sea una realidad, jamás dejará de ser válido y parte de una sociedad democrática.

Camila dijo...

Estoy muy de acuerdo con el comentario del párroco, hoy está muy latente la discriminaión y la estigmatización. Pero algo que encuentro muy importante, es que es las mismas personas están mostrando sus disconformidades en cuanto a los temas sociales. Queda más que claro que es necesario estas herramientas para dar a conocer qué es lo que piensan las personas que muchas veces no tienen una voz, y menos acceso a los TIC, pero hoy se puede ver como las mismas personas dan a conocer lo que a ellos le parecen.

Yael dijo...

Erika concuerdo en que los TICs son una herramienta que al darle voz a gente que hasta el momento no la tiene ayuda (tal vez no tanto como uno quisiera) a abrir un poco más los ojos.
Como consumidores de esta información deberiamos ser capaz de buscar algo más allá y no quedarnos con lo que - en este caso - muestra un canal de televisión frente a la población La Legua.
Nuestra sociedad, lamentablemente, estigmatiza a la gente por sus recursos, formas de vida, entre otras cosas y no somos capaces de seperar a un ser humano de otro, y creemos que porque viven en el mismo lugar, son iguales.
Los TICs dan una oportunidad de que aquellos que no tiene voz puedan hablar y del resto de poder conocer otra parte de la realidad. Pero también depende de nosotros de buscar más allá y no dejarnos guiar por lo que un medio de comunicación - como lo es chilevisión - dice.

Javiera Heider dijo...

Creo que es interesante lo que se menciona en el post ya que los TICs se han vuelto muy importantes en el Chile de hoy.
Como los medios de comunicación masiva no siempre dicen la verdad, estas nuevas herramientas permiten a los ciudadanos exponer sus ideas, disgustos y opiniones sobre diversos temas.
Los medios alternativos son una buena oportunidad para informarse de manera diferente y sobre temas que no son rescatados por los grandes medios, por lo cual es importante que la gente los conozca y utilice.

Cristián dijo...

Tal como dice tu comentario los Tic’s permiten sacar la voz de quienes no son escuchados, ya que los grandes medios se han apoderado de la “verdad”.

No sólo en el reportaje de La Legua se estigmatiza con la sociedad. Es cosas de ver miles de otros temas, tan comunes y del día a día.


Uno por ejemplo “El día del joven combatiente”. Los medios se encargan de dar a la fecha, un aire de violencia y de miedo a los demás. Pero alguien fue ayer a ver y reportear qué pasó en la tarde. Alguien fue al acto en conmemoración de los hermanos Vergara donde asistieron más de mil personas. Para muchos fue mejor decir que las poblaciones serían tierra de nadie y ocultaron un mensaje.

No voy a esconder tampoco que hay mucha gente que no tiene nada que hacer en esos actos, pero en la sociedad existe de todo y los que ocupan la fecha para hacer desmanes, creo que son hijos de una ola violenta creada por la “verdad” de los grandes medios que se han encargado de estigmatizar fechas como estas.

Volviendo al tema, es muy importante que todos podamos tener voz y participación. No debemos quedarnos sólo con lo que los grandes medios adoptan como las reales normas de la sociedad, si no que es bueno ampliar las miradas.

Para esto son buenos los medios de comunicación ciudadanos, en donde se puede contrarrestar, se puede hablar de manera más amplia y tal como dijo el párroco de La Legua, podemos ser responsables sociales de las cosas que decimos.

JPAT® dijo...

Erika,
Estoy muy de acuerdo al sentido funcional que se les tienen que dar a las TIC's. Sin duda, la participación de las personas en el mundo virtual y de las comunicaciones principalmente, son algo que puede realmente provocar una revolución importante.
Ya no se puede privar al opinar. Se puede concretamente quitar el estigma de muchos lugares y sociedades, pudiendo lograr cambiar el imaginario colectivo. Espero al igual que tu, que Piñera y su gobierno pueda, en la medida de lo posible, avanzar en éste ámbito.
Saludos

Juan Pablo Álvarez

Érika Andrea Silva Urbano dijo...

Muchas gracias por los comentarios de todos y todas.

Es interesante lo que señala Rodrigo Mujica en su aseveración "los estigmas siempre van a existir".......esto podrían ser equivalente a "la vida es injusta", "las diferencias entre ricos y pobres siempre ha sido igual" y si bien es cierto, tiendo a creer que quienes creemos que aquello es algo injusto, podemos y debemos hacer algo, pues no creerlo inmoviliza la posibilidad real de generar cambios sociales, porque de lo contrario lo único que nos que da es creer "que la vida es así y no hay más que hacer".

Del mismo modo cuando señala "los medios no se pueden hacer cargo de la totalidad de las reacciones", creo que eso es algo así como tirar una piedra y esconder la mano, en cierta medida. Yo creo que sí se deben hacer cargo, pues tiene un rol social, lo que dicen o muestran no es neutro, tiene un objetivo y responde a ciertos lineamientos.

Resulta necesario también distinguir que el nivel de responsabilidad esta distribuidos en diversos actores, por una parte los medios, pero por otra parte quienes diseñan las políticas públicas deben comprender cual es su rol para compensar esta asimetría para "existir o no" en los medios.

El acceso a las TIC y a la información y al levantamiento de esta misma, sin lugar a duda se transforma en un derecho humano emergente y en ese escenario claramente tenemos una tarea pendientes si nos embarcamos en la creación de un país más justo y más equitativo.